La LVII Legislatura local aprobó la iniciativa de reforma a la Ley de Los Trabajadores al Servicio del Estado de Querétaro, que regula las pensiones y jubilaciones de quienes prestan sus servicios en los tres poderes.

La iniciativa aprobada también establece un salario máximo de 42 mil pesos para alcanzar el beneficio laboral de la jubilación, cuando la pensión vitalicia de la gozaba un funcionario con cargo de dirección o más no tenía tope. Adicionalmente, se establece ahora el promedio de salario de los últimos cinco años para establecer la percepción para el retiro y se toma en cuenta el registro de antigüedad en el cargo laboral.